Industria textil materias primas que utiliza

Industria textil materias primas que utiliza

algodón

Existe una creciente concienciación medioambiental y preocupación social por el impacto medioambiental de la industria textil, lo que pone de manifiesto la creciente necesidad de desarrollar enfoques ecológicos y sostenibles en toda la cadena de suministro de esta industria. En la fase previa, debido al crecimiento de la población y al aumento del consumo de fibras textiles, es necesario encontrar nuevas materias primas y procesos sostenibles. La celulosa presenta características estructurales únicas, siendo el recurso renovable más importante y disponible para los textiles. Las reacciones de modificación física y química que dan lugar a las fibras tienen una gran importancia comercial en la actualidad. Las tecnologías desarrolladas recientemente permiten la producción de filamentos con el mayor rendimiento de tracción sin disolución ni otros procesos químicos dañinos y complejos. Así pues, las fibras sin disolventes están a punto de comercializarse. En esta revisión se analizan las tecnologías para la producción de textiles a base de celulosa, su modificación superficial y las tendencias recientes sobre fuentes de celulosa sostenibles, como la nanocelulosa bacteriana. También se analiza la evaluación del ciclo de vida de varios métodos de producción de fibras de celulosa.

fibra

El sector textil es una industria increíblemente fragmentada y heterogénea. Esto hace que esté dominado por pequeñas y medianas empresas. Combina tres importantes tipos de productos finales: la ropa, el mobiliario doméstico y las aplicaciones industriales.

Hoy en día, es difícil imaginar un mundo sin textiles. Esto se aplica en particular a la ropa que cada uno de nosotros lleva cada día. La ropa proporciona comodidad y protección, y para un gran grupo de personas es también una forma muy importante de expresar su estilo y personalidad. La industria textil es una de las cadenas industriales más largas y complejas. Se compone de un gran número de subsectores que abarcan todo el ciclo de producción, empezando por la producción de materias primas (por ejemplo, fibras sintéticas), pasando por los productos semiacabados (por ejemplo, hilos y tejidos), hasta llegar a productos listos para su uso, como alfombras, prendas de vestir y textiles para uso industrial.

El primer proceso al que se someten las fibras naturales y artificiales es el hilado. Inicialmente, las fibras sueltas pasan por una serie de operaciones mecánicas diferentes (aflojamiento, mezcla y cardado) y luego se someten a la hilatura propiamente dicha. Este proceso puede dividirse en dos tipos básicos:

libro de materias primas textiles pdf

Texcycle es una serie mensual de artículos que recorren la cadena de valor del sector textil y destacan los materiales, las técnicas y los sistemas que pueden contribuir a cerrar el círculo. En primer lugar, echamos un vistazo a las materias primas -desde las antiguas fibras de líber hasta los residuos industriales- que pueden utilizarse en la producción de textiles más sostenibles.

Técnicamente, cualquier fibra puede convertirse en tejido, pero la industria textil y de la moda se ha vuelto enormemente dependiente de una selección limitada de materiales. Rentable y rápido de producir, el poliéster es el textil más utilizado en la confección, por lo que, en todo momento, la mayoría de nosotros nos vestimos con fibras derivadas del petróleo. Sin embargo, lo que puede ser bueno para el bolsillo no es necesariamente tan bueno para el planeta: la fabricación del poliéster virgen consume mucha energía y agua, se tiñe con tintes tóxicos, desprende microfibras y puede tardar cientos de años en descomponerse.

El algodón es la segunda fibra más popular y, aunque es natural y biodegradable, el algodón convencional no orgánico consume mucha agua, tierra, mano de obra y pesticidas. Cultivado en países cálidos, donde el acceso al agua potable suele ser escaso, el algodón también tiende a cultivarse en monocultivo, por lo que conlleva riesgos de agotamiento de los suelos (nutrientes), aumento del uso de fertilizantes, escorrentía agrícola y acumulación más rápida de plagas y enfermedades.

moda sostenible

Un textil[1] es un material flexible fabricado mediante la creación de haces de hilos o hebras entrelazadas, que se producen hilando fibras crudas (de origen natural o sintético) en longitudes largas y retorcidas[2] Los textiles se forman entonces tejiendo, tejiendo, haciendo ganchillo, anudando, tejiendo, afieltrando, uniendo o trenzando estos hilos.

Las palabras relacionadas «tela»[3] y «paño»[4] y «material» se utilizan a menudo en los oficios de ensamblaje textil (como la sastrería y la confección) como sinónimos de textil. Sin embargo, existen sutiles diferencias entre estos términos en el uso especializado. Un textil es cualquier material hecho de fibras entrelazadas, incluidas las alfombras y los geotextiles, que no necesariamente se utilizan en la producción de otros bienes, como la ropa y la tapicería. Un tejido es un material fabricado mediante tejido, punto, extendido, fieltro, cosido, ganchillo o pegado que puede utilizarse en la producción de otros productos, como ropa y tapicería, por lo que requiere un paso más de la producción. Tela también puede utilizarse como sinónimo de tejido, pero a menudo se refiere específicamente a un trozo de tejido que ha sido procesado o cortado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad